Planeación Municipal busca proyectos en barrios de Cali

planeacionmuni

Movilidad. El mejoramiento de vías y de espacios peatonales fue uno de los pedidos de la comunidad. En el caso de la Avenida Sexta, los líderes de la zona pidieron mejorar los andenes, que están en muy mal estado.
Fotografía: Jorge Orozco|El País
¿Quién de los que vive en Cali no ha pensado que en su barrio hay problemas como congestiones vehiculares, vías deterioradas, poco espacio público, mal parqueo o comercio que no lo dejan dormir?

Esas dificultades fueron manifestadas por los caleños (de nacimiento o adopción) durante la discusión del Plan de Ordenamiento Territorial, POT, que se realizó el año pasado, cuando este instrumento de planeación urbana era concertado con las comunidades.

Lea también: Así quedaría el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial de Cali.

El Plan de Ordenamiento Territorial, POT, es la norma para orientar y administrar el desarrollo físico del espacio y la utilización del suelo. Por eso, cuando usted indaga qué tipo de establecimiento comercial se puede instalar en una avenida, como la Calle 5, o en una calle de barrio, como la Carrera 27 en Miraflores, le hablan del uso de suelo que permite el POT.

También establece los proyectos estratégicos de desarrollo de la ciudad, como el Corredor Verde, el Parque Lineal del Río Cali, el Plan Jarillón de Cali, dónde se puede construir vivienda de interés social y la de estratos más altos y los sitios donde se puede hacer renovación urbana.

Pero por ser el POT un instrumento a gran escala, el Departamento de Planeación Municipal estableció dentro del mismo plan que se definan unas zonas más grandes que los barrios o las comunas, que comparten ventajas y problemas, que se denominan Unidades de Planeación Urbana, UPU.

Por ello, desde este año, funcionarios de Planeación Municipal adelantan reuniones con las comunidades para definir los proyectos que atañen a estas zonas.

Estas recomendaciones quedarán consignadas en las UPU, que en Cali son quince. Adicionalmente hay cinco unidades de planeación rural.

León Darío Espinosa, director de Planeación Municipal, explica que lo que se pretende es identificar a escala zonal proyectos que benefician directamente a los barrios.

Lea también: En septiembre comienzan obras del Parque Lineal Río Cali

Por ejemplo, readecuaciones o construcción de parques, edificación de nuevos equipamientos (como escuelas, bibliotecas, puestos de salud o CAI) o definición de qué calles de los barrios pueden tener comercio y qué tipo de negocios.

“Esto no quiere decir que se modifique el POT, porque es la norma municipal, lo que se hace es ajustarla a nivel zonal, siguiendo en cuenta los lineamientos generales”, aclara Espinosa.

Hasta la fecha, ya se definieron los proyectos de las Unidades de Planificación Urbana Estadio, Versalles y Manzana del Saber. Y se adelanta el proceso en las UPU Centro y Valle del Lili.

Voceros de Planeación indicaron que en las últimas sesiones ordinarias del 2015 (noviembre-diciembre) se presentarán los proyectos de las UPU para que los futuros gobiernos los incluyan dentro de los planes de desarrollo.

Catherine Dupriez, presidente de la JAC de San Fernando Viejo, dice que el ejercicio fue positivo, porque las comunidades fueron escuchadas. “Todas tienen las mismas inquietudes: mejores vías, mejores andenes, más zonas verdes y un comercio que no le quite la tranquilidad a la gente”.

Sin embargo, Luis Hernán Ocampo, que tiene su oficina en el barrio Alameda, dice que si bien los proyectos están bien planteados, hubiese querido que las unidades dejaran en claro la reglamentación de usos de suelo y de construcción en altura, tal como pasa en Bogotá con las UPZ (Unidades de Planeación Zonal). “Aquí eso sigue siendo de potestad de Planeación en las fichas normativas”, afirma.

OESTE-SUR

La Unidad de Planeación Urbana de este sector se llama Manzana del Saber. Dentro de los proyectos que se contemplan para esta zona están el mejoramiento funcional de los barrios El Peñón y Normandía y su articulación urbana.

Esto incluye soluciones como la construcción de un puente peatonal sobre el río Cali que permita facilitar el paso al museo de La Tertulia y también la generación de más espacio público el barrio Normandía.

En el puente de la Calle 5 con Carrera 4 (donde hay presencia de ventas ambulantes) se plantea la adecuación de este espacio.

Por ser la zona de El Peñón, San Antonio y Normandía de interés turístico, también se habló de la necesidad de señalizar y adecuar los recorridos con valor patrimonial y turístico.

Otra de las necesidades es la reubicación de los asentamientos humanos de desarrollo incompleto de los barrios Altos de Normandía y Normandía.

Una de las soluciones de movilidad que se planteó es incluir en los estudios que se hagan sobre el trazado del anillo vial perimetral, el de los accesos de los barrios Normandía y Altos de Normandía.

En el caso de San Antonio, el principal requerimiento es restringir la instalación de comercio en este barrio.

Se recalcó que el 25 % de los predios que están dentro del barrio puedan ser usados con ese fin y el 75 % deberán ser con destinación residencial.

Por ser un sitio de interés turístico, también se requiere la recomposición urbana del frente de la Calle 5 entre carreras 1 y 22, la adecuación de andenes y arborización, regulación y demarcación de sentidos viales, la peatonalización de la Carrera 9 incorporando mobiliario.

San Fernando, por su importancia gastronómica, necesita mejoramiento de andenes, mejor señalización de las vías y soluciones de parqueo.

Otra de las necesidades es adecuar el parque lineal de la Carrera 34, que además de mejores andenes tenga ciclorruta.

Líderes de los barrios, como Billy Bayer, de la JAC de Miraflores, indicaron que es necesario optimizar la prestación de la prestación de servicios públicos de acueducto y alcantarillado. “Son redes demasiado viejas que están agrietándose y dañando de paso el pavimento de las vías”.

Luis Eduardo Mayolo, presidente de la JAC de Santa Isabel, dice que se necesita mejorar los accesos a estos barrios y cita como ejemplo una nueva intersección en la Carrera 37 frente a la antigua cárcel de mujeres.

EL CENTRO-SUR

La Unidad de Planificación Urbana de este sector se denomina Estadio (Ver barrios en cuadro azul). En ella está la Ciudad Médica, que gira alrededor de Imbanaco, y donde hay centros de servicios especializados en salud. Allí se habla de construir andenes más amplios y con acceso para personas con movilidad reducida, la posible construcción de un ‘edificio inteligente’ de estacionamiento en altura que irá unido a la regulación de parqueo en Tequendama.

Las calles 5, 9, la Avenida Roosevelt, la Autopista Sur y las carreras 39, 44 y 50 seguirán siendo ejes de comercio urbano. Las carreras 18 y 42 fueron incluidas como corredores comerciales zonales, para establecer negocios como tiendas, graneros, peluquerías y demás negocios de bajo impacto.

Algunos de los proyectos que se plantearon están relacionados con mejoras de espacio público en la Carrera 18 (con mejores andenes y ciclorrutas) a su paso por los barrios Belalcázar, Guayaquil Santa Mónica Belalcázar y Manuel María Buenaventura.

La comunidad pidió que sobre este corredor se instale un CAI, un polideportivo, un puesto de salud, salón múltiple para eventos culturales, el mejoramiento del parque Cien Palos y un jardín infantil anexo al parque.

Alrededor de la Institución Educativa Industrial Antonio José Camacho se contempla la compra de predios para ampliar el colegio, convertir el antiguo predio del Idema en un centro de salud y adecuación de las calles 11 y 13.

Teniendo como eje a la Galería Alameda, se plantea la ampliación de andenes y restringir el paso de vehículos para dar prelación al peatón. También se fijó la necesidad de solucionar el parqueo y de fijar como zona de cargue y descargue el área sur de esta galería. En la Carrera 25 entre calles 5 y 8 se ampliarían los andenes para conectar la Manzana del Saber con la Galería Alameda.

Para las Canchas Panamericanas se habló de reubicar los puestos de cholado de la Calle 9, tener ciclorrutas y andenes más amplios en las carreras 34 y 36, más arborización para la Autopista Sur y construcción de parqueaderos subterráneos en el parque Panamericano.

Finalmente, en la periferia del Coliseo El Pueblo y la Unidad Deportiva Alberto Galindo se plantea abrir los cerramientos para que la comunidad pueda hacer uso de las instalaciones recreativas, construir vivienda multifamiliar, espacio público y nuevos equipamientos en los lotes baldíos.

NORTE

La Unidad de Planificación Urbana de este sector se llama Versalles (ver barrios que la integran en el recuadro azul). Dentro de los proyectos que se construyeron con la comunidad está la adecuación peatonal y arborización de las calles 10N y 12 N como entrada al sendero de ascenso al ecoparque de las Tres Cruces-Bataclán.

También se quiere mejorar los andenes de la Avenida 6 desde la Avenida 4N hasta la Calle 15N, los cuales están en pésimo estado. El proyecto iría acompañado de la construcción de una ciclorruta (hasta Chipichape).

El presidente de la Junta de Acción Comunal del barrios Santa Mónica Residencial, Jorge Fernando Villegas, explica que el comercio no ha sabido respetar los andenes ni el manejo del volumen que hacen sus establecimientos, “razón por la cual la gente siempre pide que se haga más control”.

Otra de las necesidades identificadas es la recuperación de edificios patrimoniales. En el lote de la antigua Plaza de Toros, los vecinos quieren que se dé uso para edificios administrativos complementarios a las actividades del CAM.

En la Calle 11 N, donde hay lotes vacíos, se podrían destinar para parqueaderos públicos . “También se planteó que los restaurantes miren la posibilidad de tener servicio de valet parking, para que los clientes guarden los vehículos en los parqueaderos y no en las calles, lo que ocasiona mayores congestiones y desorden en el Norte”, comenta el líder comunal.

Una de las necesidades más urgentes, explicó el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrios Santa Mónica Residencial, Jorge Fernando Villegas, es la adecuación del Parque de la Música, “que hoy no tiene uso comunitario”. El lugar, por su mal estado y poco apropiamiento de los residentes de los barrios del Norte, es foco de los consumidores de alucinógenos.

También se quiere mejorar la circulación peatonal y de bicicletas de dos obras que la Alcaldía tiene proyectadas para construirse próximamente: la apertura de la Calle 36N (megaobra del puente de Chipichape) y la estación del MÍO frente a Metrocali (antigua estación del ferrocarril).

Un pedido de la comunidad también está relacionado con habilitar más zonas verdes por la escasez de la misma, que podría darse en la zona de ladera de la Comuna 2, estableciendo comodatos con particulares.

Estas son las primeras tres UPU

Estadio: Belalcázar, Guayaquil, Junín, Bretaña, Alameda, Santa Mónica Belalcázar, Manuel María Buenaventura, Aranjuez, EL Lido, Champagnat, San Fernando, Urbanización Tequendama, Eucarístico, Unidad Residencial Santiago de Cali, Los Cámbulos, Urbanización Militar, Unidad Residencial El Coliseo, Nueva Tequendama y El Cedro.
Manzana del Saber: Normandía, Altos de Normandía– Bataclán, El Peñón, San Antonio, San Cayetano, El Nacional, Los Libertadores,Los Libertadores, Navarro-La Chanca, Santa Bárbara, Miraflores, San Fernando Viejo, Santa Isabel, Urbanización Nueva Granada.
Versalles: Centenario, Chipichape, Granada, Juanambú, San Vicente, Santa Mónica, Versalles.

Tomado de: http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/planeacion-municipal-busca-definir-proyectos-barrios-cali