Archivos de la categoría Noticias

Planeación Municipal busca proyectos en barrios de Cali

planeacionmuni

Movilidad. El mejoramiento de vías y de espacios peatonales fue uno de los pedidos de la comunidad. En el caso de la Avenida Sexta, los líderes de la zona pidieron mejorar los andenes, que están en muy mal estado.
Fotografía: Jorge Orozco|El País
¿Quién de los que vive en Cali no ha pensado que en su barrio hay problemas como congestiones vehiculares, vías deterioradas, poco espacio público, mal parqueo o comercio que no lo dejan dormir?

Esas dificultades fueron manifestadas por los caleños (de nacimiento o adopción) durante la discusión del Plan de Ordenamiento Territorial, POT, que se realizó el año pasado, cuando este instrumento de planeación urbana era concertado con las comunidades.

Lea también: Así quedaría el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial de Cali.

El Plan de Ordenamiento Territorial, POT, es la norma para orientar y administrar el desarrollo físico del espacio y la utilización del suelo. Por eso, cuando usted indaga qué tipo de establecimiento comercial se puede instalar en una avenida, como la Calle 5, o en una calle de barrio, como la Carrera 27 en Miraflores, le hablan del uso de suelo que permite el POT.

También establece los proyectos estratégicos de desarrollo de la ciudad, como el Corredor Verde, el Parque Lineal del Río Cali, el Plan Jarillón de Cali, dónde se puede construir vivienda de interés social y la de estratos más altos y los sitios donde se puede hacer renovación urbana.

Pero por ser el POT un instrumento a gran escala, el Departamento de Planeación Municipal estableció dentro del mismo plan que se definan unas zonas más grandes que los barrios o las comunas, que comparten ventajas y problemas, que se denominan Unidades de Planeación Urbana, UPU.

Por ello, desde este año, funcionarios de Planeación Municipal adelantan reuniones con las comunidades para definir los proyectos que atañen a estas zonas.

Estas recomendaciones quedarán consignadas en las UPU, que en Cali son quince. Adicionalmente hay cinco unidades de planeación rural.

León Darío Espinosa, director de Planeación Municipal, explica que lo que se pretende es identificar a escala zonal proyectos que benefician directamente a los barrios.

Lea también: En septiembre comienzan obras del Parque Lineal Río Cali

Por ejemplo, readecuaciones o construcción de parques, edificación de nuevos equipamientos (como escuelas, bibliotecas, puestos de salud o CAI) o definición de qué calles de los barrios pueden tener comercio y qué tipo de negocios.

“Esto no quiere decir que se modifique el POT, porque es la norma municipal, lo que se hace es ajustarla a nivel zonal, siguiendo en cuenta los lineamientos generales”, aclara Espinosa.

Hasta la fecha, ya se definieron los proyectos de las Unidades de Planificación Urbana Estadio, Versalles y Manzana del Saber. Y se adelanta el proceso en las UPU Centro y Valle del Lili.

Voceros de Planeación indicaron que en las últimas sesiones ordinarias del 2015 (noviembre-diciembre) se presentarán los proyectos de las UPU para que los futuros gobiernos los incluyan dentro de los planes de desarrollo.

Catherine Dupriez, presidente de la JAC de San Fernando Viejo, dice que el ejercicio fue positivo, porque las comunidades fueron escuchadas. “Todas tienen las mismas inquietudes: mejores vías, mejores andenes, más zonas verdes y un comercio que no le quite la tranquilidad a la gente”.

Sin embargo, Luis Hernán Ocampo, que tiene su oficina en el barrio Alameda, dice que si bien los proyectos están bien planteados, hubiese querido que las unidades dejaran en claro la reglamentación de usos de suelo y de construcción en altura, tal como pasa en Bogotá con las UPZ (Unidades de Planeación Zonal). “Aquí eso sigue siendo de potestad de Planeación en las fichas normativas”, afirma.

OESTE-SUR

La Unidad de Planeación Urbana de este sector se llama Manzana del Saber. Dentro de los proyectos que se contemplan para esta zona están el mejoramiento funcional de los barrios El Peñón y Normandía y su articulación urbana.

Esto incluye soluciones como la construcción de un puente peatonal sobre el río Cali que permita facilitar el paso al museo de La Tertulia y también la generación de más espacio público el barrio Normandía.

En el puente de la Calle 5 con Carrera 4 (donde hay presencia de ventas ambulantes) se plantea la adecuación de este espacio.

Por ser la zona de El Peñón, San Antonio y Normandía de interés turístico, también se habló de la necesidad de señalizar y adecuar los recorridos con valor patrimonial y turístico.

Otra de las necesidades es la reubicación de los asentamientos humanos de desarrollo incompleto de los barrios Altos de Normandía y Normandía.

Una de las soluciones de movilidad que se planteó es incluir en los estudios que se hagan sobre el trazado del anillo vial perimetral, el de los accesos de los barrios Normandía y Altos de Normandía.

En el caso de San Antonio, el principal requerimiento es restringir la instalación de comercio en este barrio.

Se recalcó que el 25 % de los predios que están dentro del barrio puedan ser usados con ese fin y el 75 % deberán ser con destinación residencial.

Por ser un sitio de interés turístico, también se requiere la recomposición urbana del frente de la Calle 5 entre carreras 1 y 22, la adecuación de andenes y arborización, regulación y demarcación de sentidos viales, la peatonalización de la Carrera 9 incorporando mobiliario.

San Fernando, por su importancia gastronómica, necesita mejoramiento de andenes, mejor señalización de las vías y soluciones de parqueo.

Otra de las necesidades es adecuar el parque lineal de la Carrera 34, que además de mejores andenes tenga ciclorruta.

Líderes de los barrios, como Billy Bayer, de la JAC de Miraflores, indicaron que es necesario optimizar la prestación de la prestación de servicios públicos de acueducto y alcantarillado. “Son redes demasiado viejas que están agrietándose y dañando de paso el pavimento de las vías”.

Luis Eduardo Mayolo, presidente de la JAC de Santa Isabel, dice que se necesita mejorar los accesos a estos barrios y cita como ejemplo una nueva intersección en la Carrera 37 frente a la antigua cárcel de mujeres.

EL CENTRO-SUR

La Unidad de Planificación Urbana de este sector se denomina Estadio (Ver barrios en cuadro azul). En ella está la Ciudad Médica, que gira alrededor de Imbanaco, y donde hay centros de servicios especializados en salud. Allí se habla de construir andenes más amplios y con acceso para personas con movilidad reducida, la posible construcción de un ‘edificio inteligente’ de estacionamiento en altura que irá unido a la regulación de parqueo en Tequendama.

Las calles 5, 9, la Avenida Roosevelt, la Autopista Sur y las carreras 39, 44 y 50 seguirán siendo ejes de comercio urbano. Las carreras 18 y 42 fueron incluidas como corredores comerciales zonales, para establecer negocios como tiendas, graneros, peluquerías y demás negocios de bajo impacto.

Algunos de los proyectos que se plantearon están relacionados con mejoras de espacio público en la Carrera 18 (con mejores andenes y ciclorrutas) a su paso por los barrios Belalcázar, Guayaquil Santa Mónica Belalcázar y Manuel María Buenaventura.

La comunidad pidió que sobre este corredor se instale un CAI, un polideportivo, un puesto de salud, salón múltiple para eventos culturales, el mejoramiento del parque Cien Palos y un jardín infantil anexo al parque.

Alrededor de la Institución Educativa Industrial Antonio José Camacho se contempla la compra de predios para ampliar el colegio, convertir el antiguo predio del Idema en un centro de salud y adecuación de las calles 11 y 13.

Teniendo como eje a la Galería Alameda, se plantea la ampliación de andenes y restringir el paso de vehículos para dar prelación al peatón. También se fijó la necesidad de solucionar el parqueo y de fijar como zona de cargue y descargue el área sur de esta galería. En la Carrera 25 entre calles 5 y 8 se ampliarían los andenes para conectar la Manzana del Saber con la Galería Alameda.

Para las Canchas Panamericanas se habló de reubicar los puestos de cholado de la Calle 9, tener ciclorrutas y andenes más amplios en las carreras 34 y 36, más arborización para la Autopista Sur y construcción de parqueaderos subterráneos en el parque Panamericano.

Finalmente, en la periferia del Coliseo El Pueblo y la Unidad Deportiva Alberto Galindo se plantea abrir los cerramientos para que la comunidad pueda hacer uso de las instalaciones recreativas, construir vivienda multifamiliar, espacio público y nuevos equipamientos en los lotes baldíos.

NORTE

La Unidad de Planificación Urbana de este sector se llama Versalles (ver barrios que la integran en el recuadro azul). Dentro de los proyectos que se construyeron con la comunidad está la adecuación peatonal y arborización de las calles 10N y 12 N como entrada al sendero de ascenso al ecoparque de las Tres Cruces-Bataclán.

También se quiere mejorar los andenes de la Avenida 6 desde la Avenida 4N hasta la Calle 15N, los cuales están en pésimo estado. El proyecto iría acompañado de la construcción de una ciclorruta (hasta Chipichape).

El presidente de la Junta de Acción Comunal del barrios Santa Mónica Residencial, Jorge Fernando Villegas, explica que el comercio no ha sabido respetar los andenes ni el manejo del volumen que hacen sus establecimientos, “razón por la cual la gente siempre pide que se haga más control”.

Otra de las necesidades identificadas es la recuperación de edificios patrimoniales. En el lote de la antigua Plaza de Toros, los vecinos quieren que se dé uso para edificios administrativos complementarios a las actividades del CAM.

En la Calle 11 N, donde hay lotes vacíos, se podrían destinar para parqueaderos públicos . “También se planteó que los restaurantes miren la posibilidad de tener servicio de valet parking, para que los clientes guarden los vehículos en los parqueaderos y no en las calles, lo que ocasiona mayores congestiones y desorden en el Norte”, comenta el líder comunal.

Una de las necesidades más urgentes, explicó el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrios Santa Mónica Residencial, Jorge Fernando Villegas, es la adecuación del Parque de la Música, “que hoy no tiene uso comunitario”. El lugar, por su mal estado y poco apropiamiento de los residentes de los barrios del Norte, es foco de los consumidores de alucinógenos.

También se quiere mejorar la circulación peatonal y de bicicletas de dos obras que la Alcaldía tiene proyectadas para construirse próximamente: la apertura de la Calle 36N (megaobra del puente de Chipichape) y la estación del MÍO frente a Metrocali (antigua estación del ferrocarril).

Un pedido de la comunidad también está relacionado con habilitar más zonas verdes por la escasez de la misma, que podría darse en la zona de ladera de la Comuna 2, estableciendo comodatos con particulares.

Estas son las primeras tres UPU

Estadio: Belalcázar, Guayaquil, Junín, Bretaña, Alameda, Santa Mónica Belalcázar, Manuel María Buenaventura, Aranjuez, EL Lido, Champagnat, San Fernando, Urbanización Tequendama, Eucarístico, Unidad Residencial Santiago de Cali, Los Cámbulos, Urbanización Militar, Unidad Residencial El Coliseo, Nueva Tequendama y El Cedro.
Manzana del Saber: Normandía, Altos de Normandía– Bataclán, El Peñón, San Antonio, San Cayetano, El Nacional, Los Libertadores,Los Libertadores, Navarro-La Chanca, Santa Bárbara, Miraflores, San Fernando Viejo, Santa Isabel, Urbanización Nueva Granada.
Versalles: Centenario, Chipichape, Granada, Juanambú, San Vicente, Santa Mónica, Versalles.

Tomado de: http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/planeacion-municipal-busca-definir-proyectos-barrios-cali

¿Qué pasa con el plan social para El Calvario?

elcalvario

Esta semana se han demolido construcciones en la Carrera 10 entre calles 10 y 15. Serán, en total, 180 los predios demolidos (en seis manzanas) .
Oswaldo Páez / El País

Ciudad Paraíso, el proyecto de renovación urbana del centro de Cali que se realiza en El Calvario, Sucre y San Pascual, poco a poco se transforma en una realidad.

La iniciativa busca promover la construcción de vivienda en esta zona, para estimular la llegada de nuevas familias y trabajadores del centro, que revitalicen el sector, a lo que los expertos en planeación urbana llaman redensificación.

Además, se plantean la construcción de una terminal intermedia del MÍO y un centro comercial

Ya empezó la demolición de las primeras construcciones del barrio. El pasado lunes se tumbaron tres predios en la Carrera 10 entre calles 14 y 15. Durante el resto de la semana continuó el desmonte de diez edificaciones más, ubicadas en la Carrera 10 entre calles 10 y 15.

Paralelo a este proceso surge la incertidumbre de algunas personas, especialmente de los actuales moradores de este sector, quienes se preguntan por el plan social. Muchos dicen sentirse desamparados por el Municipio y dicen no saber qué pasará cuando sus casas o inquilinatos desaparezcan.
Víctor Martínez, sociedad de arquitectos de Colombia

En las ciudades se debe hacer renovación urbana. Si la gente vive en el centro, lo revitaliza, no como está hoy, que en el día tiene mucha gente, pero en la noche se desocupa totalmente por la falta de vivienda. Pero este proceso que se adelanta en el centro ha sido ‘sui generis’. Lleva, por lo menos, 30 años, desde que Gerardo de Francisco dirigía la ERU (Empresa de Renovación Urbana). Cali está en un deterioro alarmante y nadie se pellizca, sobre todo en sectores como El Calvario, Sucre y San Pascual y de seguir así, se extenderá como un cáncer urbano. Ahora se han retomado planes parciales a raíz de la Ley de Ordenamiento Territorial, que cumplirán 20 años.

La crítica fundamental que yo le hago es que para adelantar una renovación urbana tienen que haber planes de terreno, de rentabilidad, de deterioro urbano, y por supuesto, la parte social.

La gente que vive en esta zona está por debajo de la pobreza y hay que rescatarla. Alrededor de este proyecto, tal como se está manejando, quedará un drama social.

Lo que yo creo que va a pasar es que los expendios de alucinógenos, la prostitución y la indigencia, si no se solucionan, van a pasar a la periferia. Eso puede llevar al fracaso la renovación urbana, como pasó en El Cartucho, en Bogotá.

Luis Alfredo Gómez, secretario de Bienestar Social de Cali

Todas las intervenciones sociales que desarrolla el Municipio , llámense Plan Jarillón o Plan de Renovación Urbana, tienen sus propios equipos psicosociales y ellos se articulan con todas las secretarias. Nosotros hemos tenido reuniones sobre el tema de El Calvario a las cuales han asistido la Emru y la Secretaria de Salud para hacer un breve recorrido del terreno.

Desde la Secretaría de Bienestar nos encargamos específicamente del habitante de calle.

La situación que se está presentando en El Calvario es muy parecida a lo que sucedió cuando se realizaron las obras para la Troncal de Aguablanca del MÍO. Allí se compraron más de 180 predios para realizar los carriles y en El Calvario se están siguiendo parámetros similares a los implementados en el Oriente.

Los proyectos de infraestructuras grandes cuentan con un presupuesto de asistencia a las personas afectadas, en ningún momento se busca dar algún tipo de pensión.

Tenemos que entender que son auxilios que se están brindando. Vale resaltar que en estos proyectos siempre prima el bienestar general sobre el particular, sin olvidar que estas personas sí necesitan ayuda.

Fernando Pérez, veedor para el proyecto Ciudad Paraíso

No hay un plan social para ayudar a las personas desalojadas de El Calvario.

La única reunión que la Emru (Empresa Municipal para la Renovación Urbana) hace es para decirle al inquilino: “vea, ya el dueño vendió. Usted tiene estos 15 días para que salga de aquí”. La ayuda es darles lo que cuesta uno o dos meses de arriendo en donde ellos viven, que son alrededor de $600.000, ¿qué clase de plan social es ese?

Los están desalojando de un lugar donde han vivido 20 o 30 años y no les están dando garantía de absolutamente nada. Lo que está pasando es que la gente que es removida se está atomizando por los barrios aledaños, y es gente que queda aún más pobre de lo que solía estar.

Estas personas tenían, en su mayoría, su sitio de trabajo o estudio cerca a su casa, ahora les tocará coger bus.

Yo no sé cómo la Emru le dice a la comunidad que el plan social se hará después de que la gente salga de sus casas, si el problema ya está generado desde el momento que dan el aviso. Nosotros, desde la Veeduría, hemos mandado sendas cartas a la Emru para que se dé una solución real a esta situación.

Nelson Londoño, secretario general de la Emru

La gente que ha ayudado la Emru es la que ha sido removida de los predios que hemos desmontado. Tratar de hacer el trabajo social con todos al tiempo es muy difícil. De los bienes que hemos adquirido (37 hasta la fecha), algunos predios estaban desocupados y otros tenían algunos residentes. Hubo visitas de nuestro equipo social a las personas involucradas, las que vivían allí.

Lo que hacemos es realizar un acompañamiento a cada una de las familias. Algunos de los que se fueron quisieron permanecer en el centro, otros, aprovechando los recursos que se les han dado, prefirieron irse a la Comuna 1.

El acompañamiento que hace la Emru se hace hasta cuando se logran reubicar. Muchas veces ese proceso viene acompañado, por ejemplo, de la cedulación o afiliarlos al Sisbén porque no cuentan con un servicio de salud.

Este proyecto no contempla que les demos una vivienda porque no tenemos ese alcance. Hay adultos mayores que hemos reubicado en geriátricos. Dependiendo de cada familia y de su plan de vida. Los comerciantes son más autónomos y se han ido trasladando a otros sitios del centro de la ciudad.

Tomado de: http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/pasa-con-plan-social-para-calvario

¿Cómo avanzan las obras del puente de la avenida Ciudad de Cali?

obrasciudadcali

Cada una de las vigas que se instalarán en el puente pesa 44 toneladas. Los trabajos se extenderán hasta septiembre.
Jorge Orozco / El País

Tres semanas tardará el izado de los tres juegos de vigas metálicas en el puente de la Carrera Primera con Avenida Ciudad de Cali, donde el avance de la megaobra es del 57 %.

Actualmente, el puente cuenta con los aproches (camino de acceso a los puentes) de los muros de contención, los estribos y rellenos para las losas de aproximación y los muros Keystone, los cuales son estructuras de contención con estabilidad, durabilidad y resistencia.

El gerente técnico de Conalvías, Gabriel Valencia, explicó que “las vigas pesan 120 toneladas y tienen una altura de 1,70 metros, son con alma de acero y el peso que tiene permitirá la circulación permanente de vehículos pesados”, afirmó el ingeniero.

Por su parte, el secretario de Infraestructura, Ómar Cantillo, aseguró que en un mes, cuando se instalen las últimas seis vigas “el puente tendrá forma y se podrá iniciar la losa de rodamiento para la construcción de los seis carriles, que tendrán un promedio de tráfico diario de 60.000 vehículos”.

En este proyecto, que se espera esté funcionado el 7 de septiembre, se invirtieron $34.000 millones para la construcción de dos puentes de dos calzadas cada una de tres carriles de 3,20 metros y una glorieta que integrará a todos los barrios del sector.

Tomado de: http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/como-avanzan-obras-puente-avenida-ciudad-cali

Demoliciones le abren paso a Ciudad Paraíso

CiudadParaiso

Transformación. En plena Carrera 10 con Calle 15 serán demolidos los predios que antes albergaban comercio. En este lugar será construida la estación intermedia del MÍO en el centro de la ciudad.
Jorge Orozco / El País

El proyecto de renovación urbana del centro de Cali, conocido como Ciudad Paraíso, sigue su avance a pesar de las tutelas y de la oposición de algunos líderes. Ayer se demolieron tres predios en la Carrera 10 entre calles 14 y 15, en el barrio El Calvario, en pleno corazón de la ciudad.

El proceso continuará esta semana con el desmonte de 10 edificaciones en la Carrera 10 entre calles 10 y 15. El objetivo: esta zona tendrá la estación intermedia del MÍO y un centro comercial adyacente en el 2018. También habrá vivienda en San Pascual (3000 apartamentos) para seguir la redensificación de Cali, donde hoy viven casi tres millones de habitantes.

Sin embargo, para algunos residentes de El Calvario la incertidumbre es grande. Según el censo que realizó la Empresa Municipal para la Renovación Urbana, Emru, aquí viven 1200 personas, asentadas en 508 hogares. La mayoría son niños. Sus padres viven de negocios ambulantes y pagan una pieza a diario. Están preocupados. Entienden que Cali tiene que crecer pero ¿dónde van a vivir?

Ana Felisa Sánchez, de 76 años, reside aquí hace cuatro décadas. Su hijo, Alberto Mafla, se crió en el sector.

“Nosotros sí le hemos preguntado al administrador (del inquilinato) qué va a pasar con nosotros, cuándo nos tenemos que ir y cómo nos van a ayudar, pero hasta ahora no tenemos ningún tipo de información. Solo nos dicen que esperemos”, comentó Ana Felisa.

Aseguró que ningún funcionario de la Emru ha hablado con las siete personas que viven en el inquilinato.
El proyecto y sus implicaciones

Lo que era solo un plan de renovación urbana de uno de los sectores más deprimidos de la ciudad, y que muchos vieron muy lejano, hoy se hace realidad con las demoliciones.

Víctor Martínez, presidente de la Sociedad de Arquitectos de Colombia, capítulo Cali, explicó que de la transformación del centro se viene hablando hace 30 años.

Pero desde hace ocho años se configuró el proyecto de renovación urbana Ciudad Paraíso, que fue presentado en el gobierno del alcalde anterior Jorge Iván Ospina.

Son 181 predios, ubicados en 6 manzanas. Martínez es crítico: “si la administración no resuelve el problema de ubicación de los habitantes de la zona, no tenemos nada. Va a pasar lo mismo que en Bogotá con San Victorino: llegó la modernidad, pero sin una verdadera intervención social”.

Martínez es de los que piensa que la propuesta de los contratistas ingleses es bonita, pero, insistió “no estamos en Abu Dhabi”.

Se refiere a Mundo Ferrari, el parque de diversiones que hace cinco años construyó Benoy Architects en Emiratos Arabes. Esta es una firma inglesa que hizo la transformación del Parque Sur en Madrid (España). Lo mismo está intentando hacer en El Calvario, una zona con bodegas de reciclaje, venta de alucinógenos, inquilinatos y pobreza extrema.

“Pero tal como se está haciendo, tedremos el mismo problema que en El Cartucho de Bogotá: la delincuencia se atomizó a los barrios aledaños”.

Arlex Clavijo, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Junín, vecino al proyecto, sostuvo que los problemas que tiene hoy El Calvario se están trasladando a los diez barrios que tiene la Comuna 9 (entre ellos Aranjuez, Junín, Alameda, Bretaña, Guayaquil y Belalcázar).

“Nos están llegando las bodegas de reciclaje y tras ellos, habitantes de calle que arman cambuches en los parques y en los andenes. Entendemos que estos negocios se tienen que reubicar en alguna parte, pero van a terminar dañando una zona que es residencial. El Calvario tendrá su redención, su paraíso, pero los barrios vecinos estamos empezando a vivir un infierno”, anotó Clavijo.

El líder comunal explicó que entiende las bondades del proyecto de renovación. “Es lógico que El Calvario no puede seguirse deteriorando de esa forma, pero debe tener un plan social para que la gente que salga de allí mejore sus condiciones de vida”, comentó Clavijo.

Frente a las quejas, Nelson Londoño, secretario general de la Emru, aseguró que el programa tiene un plan social, pero que este se está adelantando en la medida en que se van comprando los predios que necesita el proyecto.

Tienen presupuesto: $32.000 millones para la compra de predios, $2000 millones para la gestión social y $250.000 millones para la construcción.

Hasta la fecha, según Londoño, se han adquirido 37 predios, la mayoría de ellos locales comerciales. “También hemos adquirido unos pocos inquilinatos. A los residentes les entregamos un subsidio para que paguen unos meses de arriendo y se trasladen”.
Hogares de paso
El padre José González, líder de la obra social Samaritanos de la Calle, explicó que ha tenido varias reuniones con la Emru para trabajar el plan social de los habitantes en condición de calle.

Según explicó el sacerdote, lo que se pretende es que la Alcaldía de Cali compre un predio donde se construya un hogar de paso, que también sirva de sitio para rehabilitación de esta población, que en su gran mayoría son consumidores de algún tipo de sustancia sicoactiva.

El padre González explicó que en condiciones de indigencia viven cerca de 4000 personas en Cali y muchos de los que pernoctaban en El Calvario han migrado a otras zonas de la ciudad.

Tomado de: http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/demoliciones-le-abren-paso-ciudad-paraiso

La renovación urbana del centro de Cali es una realidad

demolicion-calvario1

En los predios demolidos la semana pasada se adelanta la remoción de escombros y limpieza de terreno. Los propietarios de estos terrenos recibirán el segundo y último pago del 50 % del valor acordado en la compra venta con la Emru.
Jorge Orozco | El País

Con la demolición de predios en la zona de El Calvario, el proyecto de renovación urbana Ciudad Paraíso, que busca cambiarle la cara al centro de Cali, no tiene reversa. Lea también: Renovación urbana va más allá del centro de Cali, estos son los próximos proyectos

Se trata de la intervención de 23,3 hectáreas ubicadas en ese barrio, San Pascual y Sucre (comprendido entre la Carrera 10 y Carrera 15, la Calle 12 y la Calle 15) donde se construirá la estación central del MÍO, un centro comercial y se adecuará mayor espacio público.

Hasta la fecha, la Empresa de Renovación Urbana del Municipio, Emru, ha comprado 37 de los 56 predios que le corresponde adquirir para el desarrollo del proyecto.

“Estos predios ya surtieron todo el proceso de negociación y sus propietarios ya comenzaron la entrega. Precisamente, los primeros 8 que comenzaron a demolerse (la semana pasada) demuestran que el proyecto no está parado y que los resultados de los procesos de concertación con la comunidad han sido positivos”, explicó María de las Mercedes Romero, gerente de la Emru.

La entrega de predios que ya fueron comprados será de forma paulatina durante el segundo semestre de este año y las demoliciones se harán de forma gradual.

“Ya tenemos dos edificios que fueron desocupados sobre la Carrera 10, hay un predio más que estamos esperando recibir cuando el arrendatario cumpla el compromiso de entrega el 31 de julio. Aún estamos evaluando cuándo haremos las demoliciones de estos predios”, explicó Nelson Londoño, secretario General de la Emru.

Para diciembre de este año se espera que se adquiera los 19 terrenos que quedan pendientes.

“Estamos esperando a que se venzan los términos para saber si aceptaron la oferta de compra. La mayoría de esos predios tienen problemas jurídicos, con hasta seis sucesiones, por lo que es complicado sanearlos. Muchas familias nos han dicho que prefieren la expropiación para poder entregar el predio”, dijo la señora Romero.

Además de los predios que adquiere el Municipio, la Promotora Ciudad Paraíso (inversionistas privados) deben adquirir 111 predios más para que el proyecto se materialice.

Esto, de acuerdo al contrato, podrán hacerlo una vez se adquieran los 56 predios. Sin embargo, la Emru estudia la posibilidad de que se pueda iniciar antes, con el fin de darle más celeridad al proyecto.

“La comercialización del proyecto va muy bien, ya tenemos definidos los diseños y hasta el tamaño de los locales. Lo que queremos es anticiparnos a la compra de los predios para garantizar que todo quede construido en el 2018. Lo que ganamos si se adelanta el proceso de compra es tiempo para hacer la entrega puntual de las obras”, dijo Alfredo Santamaría, representante de la Promotora.

“Pagan poquito por los predios”

De los 8 predios desocupados para demolición en El Calvario salieron 30 hogares. Familias cuya cabeza de hogar trabaja especialmente en la informalidad.

Explica Nelson Londoño que algunas de estas personas se acomodaron en casas de familiares en la zona urbana y rural de Cali, mientras que otras se ubicaron en inquilinatos en zonas aledañas.

“Son sitios que están en mejores condiciones en los que estaban antes y se les entrega una ayuda económica por una sola vez. Uno de los casos fue el de dos adultos mayores que venden almuerzos en la Terminal de Transportes, que se trasladaron al barrio San Nicolás, luego de que el equipo social de la Emru verificara que el sitio era apto para ellos”, explicó Londoño.

Y aunque la Emru insiste en que existe un acompañamiento para las personas que viven como inquilinos en los predios que han sido y serán adquiridos, líderes de El Calvario insisten en que aún no hay un plan social certero.

“Hemos propuesto que en vez de mandar a la gente a inquilinatos en otros barrios se creen soluciones de vivienda en las que ellos paguen lo mismo que pagan hoy por un cuarto para que a futuro se conviertan en propietarios”, comenta Libardo Narváez, presidente de la Junta de Acción Comunal del sector.

Alberto Guerrero, propietario junto a sus hermanos de 6 viviendas en El Calvario, dice que aún no ha querido vender “porque pagan poquito, a $182.000 el metro cuadrado, eso es demasiado barato. Uno cuidó estos predios pensando en que en un futuro podían valorizarse y ahora quieren que salgamos sin que nos den nada”.

Telecila Ramírez, vicepresidenta de la Asociación de Propietarios del Centro de Cali, Aprocencali, dice que “la mayoría de la gente, después de agotar los recursos jurídicos, de ver que nada venció lo que el Municipio proponía, ha decidido negociar con la Emru. Se ha hecho en términos cordiales, pero, la verdad, fue que nos creamos falsas expectativas”.
¿Qué pasa en San Pascual?

De los 424 predios que van a intervenirse a futuro dentro del proyecto de renovación urbana en el barrio San Pascual, se han visitado 224 para determinar los avalúos. La idea es que antes de finalizar el 2015 estén listos todos los avalúos.

Sonia Fabiola Amaya, gerente de la Alianza de la Renovación Urbana (conformada por 35 empresarios del sector de la construcción de Cali y otros países), explicó que en San Pascual se desarrollará comercio y vivienda alrededor de la recuperación del espacio público en el sector.

“La idea es que la gente vuelva a vivir en el centro, con mejor infraestructura y que se reactive el comercio, perdido por inseguridad y otros factores”, indicó.

“Somos al menos 90 personas las que estamos interesadas en negociar nuestros predios y estamos sentados en las mesas de trabajo con la Emru. Estamos trabajando en el tema de indemnizaciones, para que sean justas. Nuestro objetivo es que antes de que se termine esta alcaldía quede todo acordado”, dijo Roberto Alimentato, líder de la mesa de los interesados en Ciudad Paraíso.

Sin embargo, hay otros 142 propietarios que aún no quieren negociar “porque no están de acuerdo en la manera en la que la Emru está ejecutando el proyecto, sin socializar. No es que queramos ser piedra en el zapato de Ciudad Paraíso, lo que buscamos es que se diga cuáles van a ser las posibilidades y beneficios que van a tener los dueños de tierras, al participar o no en él”, explicó Carlos Córdoba, veedor ciudadano.
Inquietud en El Hoyo y Piloto

La semana pasada los habitantes de estos barrios, a los que también llegará la renovación urbana en un futuro, protestaron por la incentidumbre que rodea este proceso. Lea también: Habitantes de los barrios Piloto y El Hoyo protestan por proyecto de renovación urbana

“Se quieren apropiar de nuestros predios con precios económicos para venderlos más caros. En las reuniones a las que vamos no nos dan información certera y dicen que por decreto la intervención está aprobada”, dice Milena Santofimio, líder del barrio Piloto.

Lo que allí se plantea a futuro es una intervención desde la Carrera 1 hasta la Carrera 2N y desde la Calle 15 hasta la Calle 25 donde se espera desarrollar vivienda, edificios de oficinas, hoteles y comercio frente al río, como cafés y restaurantes. Desde el 2007 está adoptado el plan parcial para la zona.

“Ya comenzamos a reunirnos con la comunidad, pero apenas estamos en la etapa de diagnóstico, ni siquiera se han hecho avalúos”, dijo María de las Mercedes Romero, gerente de la Emru.

Tomado de: http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/renovacion-urbana-centro-cali-realidad

¿Se pueden encerrar las bahías de las unidades residenciales?

ep00955056

Para los habitantes de varios conjuntos residenciales de la ciudad, la falta de seguridad en sus barrios es la razón principal por la que cerraron as bahías de estacionamiento que colindan con sus propiedades.

Es así como con bolardos, cadenas y candados no se permite el parqueo de vehículos ajenos a sus predios.

Quien quiere hacer uso de este espacio para estacionar se ve obligado a identificarse en la unidad que ha instalado el sistema. Allí, es autorizado por el vigilante, que le entrega unas llaves para que finalmente pueda ingresar su vehículo.

Según los administradores y moradores de varias unidades visitadas por El País, este sistema asegura que sólo la persona a quien le fueron entregadas las llaves pueda retirar el vehículo de la bahía.

Uno de los conjuntos donde tomaron esta medida es en Paseo Real I, ubicado en el barrio La Flora. Los vecinos aseguran que en menos de un año fueron hurtados siete vehículos de la bahía que se encuentra cercana a su propiedad.

“Esas cadenas se pusieron en febrero para frenar el robo de carros. El último fue el de una vecina, que es una persona de la tercera edad. Ella llegó a dejar algo a su apartamento, se bajó un minuto y se le llevaron el carro”, dice Orlina Navarro Pineda, administradora del conjunto.

Según la vocera, luego de ese robo se decidió por unanimidad poner bloqueos en el espacio que se conoce como ‘parqueadero de visitantes’, ya que a pesar de pedir apoyo a las autoridades, la situación de inseguridad estaba fuera de control.

“La decisión tenía que consultarse con los propietarios de los apartamentos y la mayoría votó a favor, principalmente por los robos y porque nosotros ya no teníamos donde parquear”, comenta.

De acuerdo con los moradores del conjunto, además de los robos, personas de otras unidades residenciales y los visitantes de un supermercado cercano parqueaban en el lugar, obligando a residentes y visitantes a estacionarse sobre la vía.

“Los carros quedan expuestos a robos, golpes o multas, porque quedan ocupando un carril”, afirma la administradora de esta unidad.

La situación descrita se repite en varios puntos de la ciudad, donde las quejas de quienes defienden la medida tienen el común denominador de la inseguridad.

¿Qué dice la norma?
Según lo establecido por el Plan de Ordenamiento Territorial, las unidades residenciales y condominios deben ceder al municipio una zona que se convierte en espacio de uso público y que no puede cerrarse. Este es el caso del conjunto del ejemplo anterior.

“Hay unidades que sí tienen bahías privadas, pero eso debe demostrarse. En caso de que haya sido cedida al Municipio, corresponde a espacio público”, explica María Virginia Borrero, Subdirectora de Ordenamiento Urbanístico.

Tras el incremento de bahías selladas en toda la ciudad, la Oficina de Planeación anunció que si se determina que estas corresponden a espacios públicos, realizará las visitas correspondientes y pedirán a la Secretaría de Gobierno la restitución de las mismas.

“Las bahías privadas sí pueden sellarse, pero sin invadir espacio público y garantizando la continuidad del paso peatonal”, agrega.

Opiniones encontradas
No en todos los casos el cierre de los parqueaderos ha sido bien recibido, incluso por los mismos moradores de las unidades.

Este es el caso de Girasoles del Sur, un conjunto de apartamentos ubicado al sur de la ciudad, en el barrio Las Quintas de Don Simón, donde se instalaron cadenas y candados, luego de que el año pasado, según el administrador Luis Herney Quintana, se presentara el robo de una camioneta.

“Cerrar fue una decisión de la administración, pero en Cali todas las unidades han acudido a este sistema por la cuestión de la inseguridad”, dice. Sin embargo, de acuerdo con un habitante que prefiere reservar su identidad, el cerramiento no fue consultado con los vecinos y varios de ellos están en desacuerdo, pues les parece incómodo y poco eficiente.

“Es ilógico. El carro me lo pueden robar mientras voy por las llaves del candado a la portería porque está a la vuelta. Nadie va a hacer eso. Y ahora la gente se parquea al lado de la cadena ocupando el carril”, comenta el vecino.

Este tipo de situaciones hacen que los carros obstaculicen el tráfico peatonal y vehicular, como ocurre en Palmar de Coomeva, unidad ubicada en el barrio Santa Anita, donde luego de haber instalado el sistema, un promedio de cincuenta carros de empleados y visitantes de la sede administrativa de una EPS cercana, ocupan ambos lados del carril alrededor de toda la manzana.

En otros conjuntos, los residentes aseguran que el cerramiento siempre ha existido y es necesario.

“Hace 18 años que las bahías están cerradas. Aquí hay 120 apartamentos y 46 parqueaderos, necesitamos usar las bahías”, dice Saul Osorio, miembro del Comité de seguridad de Torres de Comfandi, un conjunto de 23 etapas, donde todas las bahías están selladas y sus parqueaderos internos no dan abasto.

Tomado de: http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/pueden-encerrar-bahias-unidades-residenciales

Renovación urbana va más allá del centro de Cali: estos son los próximos proyectos

obrasciudadcali

La transformación del centro de Cali, que se conoce como ‘Ciudad Paraíso’, es solo el primer paso que el municipio dará en materia de renovación urbana. Desde ya, la Empresa Municipal de Renovación Urbana, Emru, plantea otros puntos que necesitan un mejor aprovechamiento del suelo, permitiendo revitalizar algunos barrios que se han ido deteriorando con el tiempo.

Es así que además del ‘cambio de cara’ que tendrán los barrios El Calvario y San Pascual, se avecinan para un futuro cercano las modificaciones en el paisaje urbano de los barrio El Hoyo y El Piloto.

Pero también se hacen estudios en zonas que presentan deterioro o desorden como la Avenida Sexta, el barrio San Vicente, el corredor de la Carrera Octava, Tequendama y la periferia de la nueva terminal Calipso del MÍO.

Alberto Gaviria, presidente de la junta directiva de Camacol Valle, dice que lo que se quiere es atender las nuevas dinámicas, de manera ordenada. “Cali tiene concentraciones en usos y servicios, pero se dieron espontáneamente y generó problemas de movilidad y desocupación de viviendas”.

Lo que está andando
En El Calvario, su renovación se adelanta con la intervención de la Emru y de la Sociedad Centro Comercial Paraíso, que construirán la estación intermedia central del MÍO, un centro comercial adyacente y plazoletas públicas.

Y para San Pascual se estableció la asociación con la Alianza para la Renovación Urbana, donde se construirán 3000 apartamentos, nuevos parques, plazas, vías e infraestructura de servicios públicos.

El Hoyo y El Piloto
Es el proyecto que sigue, después de ‘Ciudad Paraíso’. Nelson Londoño, secretario general de la Emru, explica que el sector tiene adoptado un plan parcial desde diciembre del 2007, prorrogado en el 2014. Actualmente está en etapa de ajustes y diseños de detalle, que estarán listos en cinco meses (desarrollados con la firma inglesa Benoy).

La zona a transformar va desde la Carrera 1 hasta la Carrera 2N y desde la Calle 15 hasta la Calle 25. Lo que plantea la Emru y la Alianza para la Renovación Urbana es desarrollar vivienda, edificios de oficinas, hoteles y comercio frente al río, como cafés y restaurantes.

La Emru alista una socialización con los propietarios del sector para la próxima semana. Iván Correa, residente en El Hoyo, dice que desde hace varios años se ha escuchado que van a hacer edificios y parques, “pero no hay certeza de cuándo empiezan”.

Es el proyecto que sigue, después de ‘Ciudad Paraíso’. Nelson Londoño, secretario general de la Emru, explica que el sector tiene adoptado un plan parcial desde diciembre del 2007, prorrogado en el 2014. Actualmente está en etapa de ajustes y diseños de detalle, que estarán listos en cinco meses (desarrollados con la firma inglesa Benoy).

La zona a transformar va desde la Carrera 1 hasta la Carrera 2N y desde la Calle 15 hasta la Calle 25. Lo que plantea la Emru y la Alianza para la Renovación Urbana es desarrollar vivienda, edificios de oficinas, hoteles y comercio frente al río, como cafés y restaurantes.

La Emru alista una socialización con los propietarios del sector para la próxima semana. Iván Correa, residente en El Hoyo, dice que desde hace varios años se ha escuchado que van a hacer edificios y parques, “pero no hay certeza de cuándo empiezan”.

San Vicente
Todavía no existe un plan parcial para esta zona, pero la Emru lo está considerando porque aunque el barrio no está del todo deteriorado, sí presenta poca vida residencial, comparado con años atrás. “Como otros proyectos, como la Sexta o Ciudad Médica, no es que se tumbe todo y se vuelva a construir, sino que habrá manzanas que tendrán transformaciones”, dijo Nelson Londoño, de la Emru.

El área que se intervendría iniciaría desde la Calle 15 hasta la Calle 25 y desde la Avenida 2 hasta la Avenida de las Américas, que es un sector cercano a la ribera del río Cali. “Este sector se verá beneficiado por el Parque Lineal del Río Cali, así que es necesario darle vida con edificios de apartamentos y comercio articulado al corredor del MÍO”, explica Londoño.

En cercanías al Parque Lineal también se espera que haya cafés y restaurantes.

Avenida Sexta
La propuesta de intervención va desde la Plazoleta del Correo hasta el Parque de la Música (que también cambiará). Se plantea recuperar los andenes, mantenerlos amplios y respetar los pórticos con los que se diseñó originalmente este corredor. También se quiere tener una zona peatonal en donde hoy queda la fuente de Los Niños (Calle 18N).

Respecto a usos, la Emru explica que frente a la Plazoleta del Correo puede haber edificios altos para oficinas, igualmente en la Calle 18N, pero combinados con comercio y vivienda. Hacia el Parque de la Música, los edificios serán más bajos. La Avenida Sexta haría parte del Distrito Fashion de Cali (unida a Granada), con oferta gastronómica, de rumba y boutiques.

Corredor Verde, sobre la Carrera 8
Los privados fijaron primero sus ojos sobre este sector. El constructor Pedro Gómez (el mismo de Unicentro) desarrollará el proyecto Guayacanes (con centro comercial y una clínica) en la antigua cervecería de Bavaria.

Pero la Alcaldía, consciente del potencial, invertirá este año $13.000 millones para transformar el tercer carril vehicular de la Carrera Octava en un espacio para el disfrute de los peatones y ciclistas, proyecto que empezará a ser construido en el segundo semestre.

“Es un sector que tendría menos problemas para hacer una transformación, porque son pocos propietarios y los predios son grandes”, dice Nelson Londoño, de la Emru.

El tipo de usos que se puede generar es de vivienda de interés social (frente al Corredor de la Carrera 8), combinado con industria de tecnología limpia (en barrios como El Troncal, Industrial y Jorge Isaacs). Otras zonas que se deben reorganizar del corredor férreo son Santa Elena, San Nicolás y Obrero.

Ciudad Médica y de la Salud
“Es la zona con mayor potencial de reorganización, debido a que la vocación que tiene se dio espontáneamente, con desorden”, enfatiza Nelson Londoño, secretario general de la Emru.

Esta zona fue identificada en los estudios de Visión Cali como la Ciudad Médica y de la Salud, donde confluyen Tequendama (con fuerte presencia de servicios médicos) como San Fernando Nuevo y Eucarístico (donde están los complejos deportivos). El trabajo se centrará en mejorar la oferta de estos servicios, con construcción en altura para evitar que otros barrios (El Lido y 3 de Julio) terminen alquilando casas para consultorios. Los cambios serán en algunos puntos, no en todo el sector.

Frente al corredor del MÍO se recomienda edificios de apartamentos.

La propuesta contempla ampliar andenes, recuperar parques y generar parqueos subterráneos. Un privado propuso hacer esta inversión, ($450.000 millones), a través de una alianza público-privada.

En el Oriente
La terminal Calipso del MÍO será otra de las inversiones detonantes de la transformación de una zona, en este caso, en el oriente de la ciudad.

Allí, según los estudios de Visión Cali presentados por la Alianza de la Renovación Urbana, quedará ubicado un nuevo Distrito Financiero. “Si queremos desconcentrar la ciudad, debemos pensar en ofrecer servicios y empleo de calidad hacia el Oriente y la periferia de la terminal Calipso tiene todo el potencial”, resalta Sonia Fabiola Amaya, gerente de la Alianza.

De hecho, esta zona de Cali ya es sede de entidades como Comfandi, Gases de Occidente y almacenes de cadena como Éxito. Se quiere densificar con edificios de apartamentos en cercanía a la Troncal de Aguablanca.

En el POT
En el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, adoptado en el 2014, quedaron zonas como Ciudad Paraíso, El Hoyo y Piloto y Laguna del Pondaje como de renovación urbana.

Pero hay varios sectores estratégicos para densificar (construir en altura). Estos son: el eje de la Calle 25 (barrios como Belalcázar, Simón Bolívar, Primitivo Crespo, Las Acacias, El Prado, El Jardín, La Esperanza, San Judas, San Cristóbal, El Guabal, Villa del Sur y Santa Elena).

En Oriente (La Floresta, Santa Mónica Popular, Maracaibo, El Recuerdo, Rafael Uribe, León XIII, José Ma. Córdoba, Los Sauces y 20 de Julio).

El eje de la Calle 13 (Guayaquil, Bretaña, Junín, Manuel Ma. Buenaventura, Alameda, La Selva, Jorge Zadwasky, Las Granjas, Colseguros, Olímpico, Departamental, La Libertad, Panamericano y Santo Domingo).

Eje de la 8: (El Troncal, Villa Colombia, Chapinero e Industrial).

Estos se pueden desarrollar mediante planes parciales (que generalmente transforman todo un barrio) o por proyectos urbanos (donde se pueden intervenir dos hectáreas de tierra o más).

Tomado de: http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/renovacion-urbana-va-alla-centro-cali-estos-son-proximos-proyectos

Entra en vigencia el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, 2014 de Cali

potcali
Publicado en la Web de la Alcaldía de Santiago de Cali Diciembre de 2014.

El Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de segunda generación en Santiago de Cali entra en vigencia a partir de este 2 de diciembre, luego de que la alcaldesa ad hoc, Laura Lugo, sancionara el POT 2014 – 2027, Acuerdo 0373 de 2014, instrumento que será la hoja de ruta del Municipio y promoverá su desarrollo sostenible durante los próximos 12 años.
Continue reading

El nuevo POT entraría en vigencia a finales de este mes

nuevopot
A futuro. Cali tiene un nuevo Plan de Ordenamiento Territorial, recientemente aprobado en el Concejo. En la ladera se podrá edificar y en la zona plana se busca crecer en altura. Foto: Oswaldo Páez / El País
Publicado en la Pagina Web http://www.elpais.com.co el 12 de Noviembre de 2014.

Comisión del Concejo y Alcaldía concertaron todas las objeciones al documento. El jueves debate en la plenaria del cabildo local.
Continue reading